Bienvenidos a esta conjuración de verbos y mundanas inquietudes, a estos cánticos forjados en agua, a mis laberintos, a mi noche de pájaros...

8/1/08

Y ENTONCES

-a Mariano-


que me mires así
cuando el enigma estalle
en lo más real del paraíso

que me nombres cien veces
a cambio de mariposas en la nada
y vengas cada día
a poblar mis cuencos repletos de miel
a obsequiarme lumbres de tu mano
y antifaces de sal

1 comentario: